Lunes, 23 de mayo de 2005
DIARIO LOS ANDES DE MENDOZA


Luj?n obtuvo un Pergamino y se define en el Bajo





Aldo Gatica Enviado especial a Pergamino (Prov. Bs. A.s)

Con la tranquilidad de ser finalista de la fase Rev?lida y sabiendo que, de perder esta eliminatoria ante Douglas Haig, a?n le quedar?an dos encuentros m?s, Luj?n de Cuyo afront? un compromiso que en la previa aparec?a como m?s dif?cil de lo que result? al final. Y se llev? un nuevo pergamino hacia Mendoza. Ahora, s?lo le falta el mo?o en casa para empezar a pensar en Aldosivi.

El encuentro fue tranquilo de principio a fin. Douglas parec?a quererse llevar por encima a un Violeta que va ganando en confianza, por eso los ataques poco profundos del inicio terminaron siendo intentos fallidos ante las seguras l?neas defensivas de Luj?n. Entonces, era evidente que aquel elenco que marcara supremac?a en el mediocampo, ser?a el que mejores oportunidades tendr?a de vulnerar a la valla rival. Y mucho de eso pas?, aunque el grito sagrado no se haya hecho presente.

Con un Mecha Garciarena mordiendo por aqu? y robando por all?, m?s la tranquilidad que aportaban Devia, Alaniz y Romay para manejar los tiempos, Luj?n fue ganando protagonismo y muy cerca estuvo de lograr la apertura en lo que fue la jugada m?s clara del primer cuarto del partido. La secuencia la inici? el Gladiador Romay dejando hombres en el camino, al ingresar al ?rea grande abri? la jugada hacia la izquierda por donde ingresaba Paratore, quien gambete? y qued? bien perfilado, pero a la hora de la definici?n el goleador Violeta volvi? a mostrar esa impaciencia de los ?ltimos partidos al enfrentarse a los arqueros. En este caso, la posibilidad qued? en nada, en las manos de uno de los dos espectadores de lujo con los que cont? el encuentro, Patricio Abraham, el arquero local.

?El otro convidado de piedra? Fue Lavorante, a quien apenas exigieron en una ocasi?n, y despej? el peligro con solvencia.

El partido hab?a dejado de mostrarse emotivo y pas? a ser m?s bien aburrido. Douglas intentaba por medio de Gortari generar juego y llegar con peligro, pero all? siempre aparecieron los pilares de la ?ltima l?nea mendocina. El Viole demostraba que esta nueva excursi?n por Pergamino ser?a muy diferente a la anterior, cuando perdi? 3-0. Garciarena segu?a controlando muy bien a los doble cinco que propuso el entrenador Jorge y, cada vez que quitaba, sal?a jugando con tranquilidad. Pero los ataques del Violeta tambi?n de profundidad y precisi?n. Un d?ficit que le ha costado al equipo de Fuentes la serie semifinal contra Aldosivi y otros resultados adversos en la etapa clasificatoria.

Al final, todo se mor?a entre las imprecisiones y nervios de ambos equipos. Y adem?s estaba el muro que fue construyendo Luj?n con el correr de los minutos.

A?n quedaban un par de emociones. Una por bando. La primera fue para Douglas, a trav?s de un tiro libre ejecutado por Gortari que Lavorante sac? como si se tratara de un jugador de beach voley.

La otra chance fue para la visita y naci? de un rechazo ori-ginado en el ?rea mendocina. Capparuccia despej? largo y la pelota le lleg? al sanjuanino Pedrol, quien hizo la l?gica al aguantar la redonda, dar media vuelta y rematar, pero su env?o roz? en un defensor rival y la pelota pas? muy cerca de las manos de Abraham, que no llegaba nunca. Fue un momento sufrido para los hinchas locales.

As? pas? un primer tiempo pobre en lo futbol?stico, pero que para Luj?n fue muy satisfactorio porque mostr? garra para suplir la ausencia de f?tbol y tambi?n una convicci?n fundamental en cualquier equipo que pretenda cosas importantes. Hablamos de seguridad en las l?neas, esa virtud que tiene ?ltimamente el Viole y que lo hace protagonista en donde se presente.

Sobre el final del primer tiempo, la lectura empez? a ser muy diferente a la del principio. Si el grito sagrado se hac?a presente para el local, iba a ser por errores de Luj?n y no por m?ritos propios. Al mendocino le sobraba solidez en todos los sectores y a Lavorante s?lo le faltaba que le pasaran una silla para mirar el juego m?s c?modo.

En el complemento, m?s de lo mismo. Douglas intentando por medio de su hombre m?s desequilibrante -Gortari- y un Viole esperando agazapado la hora de golpear. El juego no cambi? mucho y las modificaciones implementadas por los entrenadores no hicieron otra cosa que cerrar a?n m?s un compromiso del que se esperaba mucho, sobretodo de Douglas Haig, equipo que ven?a demoliendo a cuanto rival se le interpon?a en su camino.

Luj?n segu?a muy s?lido y Garciarena -acompa?ado ahora por Devia en el centro del campo- se tir? unos metros atr?s para ayudar a despejar las arremetidas que propon?a el Milan de Pergamino a trav?s de las jugadas de Gortari. Por ello, los ataques del Violeta empezaron a escasear sobre el final del encuentro. Igualmente, al Viole todav?a le quedar?an un par de oportunidades como para traerse a Luj?n la victoria, pero de nuevo la falta de claridad para seleccionar mejor las opciones fueron clave y, por eso, todo quedar?a como al principio.

As? termin? la primera mitad de la final de la rev?lida de este Clausura.

El encuentro dej? sabores distintos para cada uno. Para Douglas Haig, amargura por no haber podido lograr ventajas en su cancha, y por no haber sido insistente cuando su rival se lo permiti?.

Para Luj?n de Cuyo, el empate puede resultar significativo y de suma importancia por dos razones: porque la historia se define en el Jard?n del Bajo dentro de una semana y porque se vuelve a casa con su valla invicta. Todo suma. Todo sirve, pero si se animaba un poquito m?s, Luj?n se volv?a a su tierra con los boletos listos para enfrentar el encuentro decisivo ante el Tibur?n marplatense.
Publicado por chocoadaro @ 9:49
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios