Domingo, 04 de septiembre de 2005
Atl?tico aprovech? su r?faga de gloria

Con Robles y Zerrizuela al poder, cerr? el pleito ante ?u?orco con dos goles en cuatro minutos


Abund? el juego fuerte. Los hinchas se fueron de Monteros ilusionados con el segundo triunfo al hilo del ?decano?. El equipo volvi? a ser contundente en el ?rea rival y s?lido en la defensa. Festival.


Arma mortal
Es ese momento ?nico, imborrable, que pocas veces puede repetirse, que abre los sentidos del conjunto o del individuo que quiere crear algo solo o acompa?ado. Esta vez s?lo fueron cuatro minutos. Nada m?s ni nada menos. Esa r?faga necesit? el desconsiderado Atl?tico de Aredes que, cuando tiene ganas de terminar con algo, lo hace sin vueltas, pero pensando en dar unas cuantas a la plaza Independencia cuando una nueva temporada llegue a su fin.
Claro que no es recomendable para ning?n coraz?n golpeado contarle que esa bendita enfermedad tiene ganas de volver a brotar. Se llama ilusi?n, y quienes dejaron Monteros al comp?s del tamboril ya expresaron algunos s?ntomas. Les explicaron a sus esposas afligidas o a sus amigos pesimistas que es cierto que falta mucho, pero que no saben c?mo andan los dos delanteros. Justo en ellos argumentar?n su alegr?a, en "Gaucho" Robles y en "Iguana" Zerrizuela, merecedores h?roes de tapa.
Es cierto que los goleadores de la tarde se llevan buena parte del cr?dito, pero detr?s de su alegre polaroid aparece todo un equipo. ?Y eso tambi?n es motivo para pensar en grande?, dir?n, y con mucho de raz?n, entre tanto sentimiento. Porque cuando el primer tiempo era m?s triste que un domingo sin f?tbol, los equipos se quedaron sin un jugador, pero Atl?tico supli? la ausencia con un loable amor propio grupal.

Juego de manos...
El temperamento de Roberto Urbina choc? con el impulso de Mart?n Anastacio y las manos volaron. Robles buscaba a Luis Silva; Roy Gonz?lez se estampaba contra el alambrado gracias a Herrera. En fin. Un par de rojas y a jugar. ?A jugar? No, para eso hab?a que esperar un rato m?s, hasta que la pr?dica del vestuario quedara atr?s.
El ?nico que alter? sus planes fue Atl?tico. Daba la sensaci?n de que no le gustaba tanto el punto como a ?u?orco y fue en busca del gol. Hasta que la claridad que le faltaba adentro, Aredes la encontr? afuera. Mand? a jugar a H?ctor L?pez por Arag?n y funcion?. Fue clave el aporte del gal?n de San Andr?s; le dio compa??a al solitario Roy y un desborde suyo termin? en la cabeza c?lebre de Robles. Faltaban 24 minutos para el final, pero el propio goleador alter? los roles y cuatro minutos despu?s le dio a Zerrizuela el segundo tanto en bandeja. Id?ntica coreograf?a en ambos festejos: mano a la cintura y meneo de caderas. En las tribunas, los mismos locos de siempre brindando por esos momentos ?nicos, imborrables.

? ANALISIS
El horno no est? para bollos
Por Alfredo Ar?oz
Hechos que trascienden a estas p?ginas empezaron a husmear entre los tablones de un deporte noble, y a?n respetable, como es el f?tbol. La brutal golpiza a un hincha de Atl?tico, las promesas de venganza contra San Mart?n y un cl?sico que empez? a jugarse en Tribunales parecen quitarle la esencia a lo que se supone como un juego de tapones, pero que no arroja botines de guerra. Para que el pr?ximo 2 de octubre s?lo se festeje el regreso de los cl?sicos a cancha llena y no se lamenten vac?os, todos deben bajarle la temperatura al horno. Dirigentes, periodistas, t?cnicos y jugadores. Ellos, los que juegan, principalmente. Porque de nada servir?n cientos de polic?as a lo largo y a lo ancho de La Ciudadela si los muchachos buscan protagonismo sin la pelota en juego y pegan desde atr?s, algo que en el barrio suena a cobard?a. La tarde de Monteros ven?a en paz en una cancha donde no siempre rein? la calma, pero el alboroto del primer tiempo entre Urbina, Anastacio y el resto encendi? la t?rmica. Dos expulsados m?s, las invitaciones a encontrarse en la salida del estadio y la promesa de los ?decanos? de que la muerte del pibe Caro no quedar? as? nom?s asustan a m?s de uno. Queda tiempo para el d?a tan esperado. No hay margen para el error.



LAS CLAVES DEL PARTIDO

DUO LETAL
Robles marc? el primero y asisti? el segundo gol de Zerrizuela, que luego se las arregl? solo arriba.

CAMBIOS
Urbina es importante, pero Aredes mejor? el esquema con los ingresos de L?pez y de Condor?.

FORTUNA
?u?orco lleg? poco y nada; pero cuando lo hizo, los palos jugaron a favor de Jemio Portugal.

?u?orco 0
Atl?tico Tucum?n 2


?U?ORCO: Carlos Alvarez (5); Luis Silva (3), Ariel Barrionuevo (5), Juan Herrera (3) y Mart?n Anastacio (-); Federico Quinteros (4), Luis G?mez (6), Gast?n Ortiz (5) y Antonio Ib??ez (6); Gonzalo Villagra (3) y Fernando Fligman (3). DT: Daniel Veronesse.
ATLETICO TUCUMAN: Andr?s Jemio Portugal (6); Hern?n Maldonado (8), N?stor Ben?tez (6) y Walter Arrieta (6); Roberto Urbina (-), Jos? Gawlik (4), Fabi?n Lazarte (6) y Ariel Arag?n (5); Roy Gonz?lez (5); Marcelo Zerrizuela (8) y Fernando Robles (8). DT: Ra?l Aredes.
GOLES: Segundo tiempo: 21' Robles (AT) y 25' Zerrizuela (AT).
Cambios: 56' H?ctor L?pez (7) por Arag?n (AT), 61' Alejandro Alamino por Ortiz (?), 63' Santiago Condor? por Gawlik (AT), 66' Armando Gonz?lez por Fligman (?), 68' Nicol?s Ib??ez por Quinteros (?) y 76' Esteban Pereyra por Robles (AT).
Expulsados: 23' Anastacio (?) y Urbina (AT), 74' Ben?tez (AT) y 88' Silva (?).
Estadio: ?u?orco.
Arbitro: Luis Manca
Asistentes: Rub?n Aguirre y Mario Bacas.


La Gaceta
Publicado por Claudio_Macuso @ 15:44
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios