Lunes, 05 de septiembre de 2005
A La Florida se le atragant? el festejo

Igualaron al ?tricolor? a ocho minutos del final. Viejos errores. Los dirigidos por Angel Guerrero no pudieron mantener la diferencia de un gol. El planteo inicial se extingui? cuando comenzaron a dividir la pelota.

La Gaceta

POSADAS (Por MIguel D?cima, enviado especial).- De ahora al final del Apertura habr? que ver si a La Florida se le da otra oportunidad de lograr tres puntos como la que tuvo en la ?capital de la tierra colorada?. El punto que se llev? de Misiones le dej? un sabor amargo y un gusto a poco, porque cont? con una inmejorable ocasi?n de lograr su primer triunfo ante Atl?tico Candelaria.
El 1 a 1 dej? m?s satisfecho al local que a los ?tricolores?, que volvieron a descuidarse en el momento preciso y, sobre el final, casi se van con las manos vac?as.
Desde el comienzo, el equipo de Angel Guerrero presion? en la mitad de la cancha y manej? el bal?n con criterio. Intent? aprovechar la presi?n de la hinchada local hacia sus jugadores.
Los tucumanos mostraban un juego m?s integrado, ante un adversario que demostraba una alarmante falta de ideas. La mejor imagen de La Florida tuvo su eco a los 31 minutos. En tres cuartos de cancha, Gustavo Garc?a rescat? una pelota y encar? decididamente hacia el ?rea local; cuando ingresaba, la cedi? para Fabi?n Garc?a, que esper? la salida del arquero Hugo Monz?n para convertir el gol. Tres minutos despu?s, Fernando Rojas, con todo el arco a su disposici?n, estrell? la pelota en el travesa?o.
Cuando todo indicaba que los tucumanos -con la diferencia a su favor- manejar?an el juego, volvieron a repetir viejos errores: dividieron la pelota y, con m?s coraz?n que f?tbol, Candelaria se arrim? a la fortaleza que, con la sobriedad acostumbrada, encabez? Sergio Romero.
La pobr?sima expresi?n futbol?stica que los misioneros hab?an desplegado en el primer tiempo hizo que el t?cnico Luis Bruch?n moviera el tablero. Trat? de darle mayor fluidez al trabajo de su equipo, pero casi nunca lo consigui?, porque careci? del hombre con ideas claras para manejar la pelota de mitad de cancha hacia adelante: el pelotazo se convirti? en la ?nica v?a para acercarse.
No obstante, La Florida fue perdiendo solidez. As?, los locales llegaron con cierta peligrosidad. Cuando las fuerzas de los locales parec?an haberse agotado y estaban entregados a su suerte, lleg? la paridad. Y fue a trav?s de uno de los tantos centros que cayeron en el ?rea tucumana. All?, Ariel Quetglas, con un violento disparo, estableci? el 1 a 1. Despu?s, ambos buscaron la diferencia, pero no hab?a tiempo para m?s.

?Hicimos m?ritos para triunfar?
Es indudable que el punto que se llevaron los tucumanos no los dej? para nada satisfechos. Pero quien s? ten?a motivos para estar alegre es Fabi?n Garc?a. ?Estoy contento porque consegu? marcar el gol; pero tambi?n estoy amargado porque hab?amos hecho los m?ritos para lograr con el triunfo y, sobre el final, casi nos quedamos con las manos vac?as?, dijo Garc?a. Considera que cumpli? con la tarea que el t?cnico Angel Guerrero le hab?a encomendado. ?Eso es lo que me deja a?n m?s tranquilo. Pienso que respond? a la confianza que me tuvo el adiestrador para ponerme de titular?, afirm?.
Pese al resultado, el joven delantero resalt? el rendimiento de su equipo. Hasta ahora, ninguno de los tres rivales que enfrentamos fueron superiores a nosotros?, asegur?.
Una de las figuras del partido fue Jos? Antonio Vera. La tarea que cumpli? ?El Chavo? estuvo muy cerca de asemejarse a aquellas tardes de gloria de la temporada 2003. ?Estoy contento porque, de a poco, recupero mi mejor nivel futbol?stico. Esto ocurre porque f?sicamente estoy trabajando bien. Espero seguir as?, manifest?. Cuando su tarea tocaba su pico mayor, una molestia en los aductores le oblig? a dejar el campo de juego y ser reemplazado por Daniel M?rquez. ?No quer?a salir; pero si segu?a, me expondr?a a sufrir una lesi?n m?s complicada. Espero que no sea nada. No quiero perderme ning?n partido?, asever?.
Sergio Romero es uno de los mejores arqueros que tiene la categor?a y ayer dio cuenta de ello. El tafice?o, cada vez que intervino, respondi? con la solvencia acostumbrada, salvo en el gol de Quetglas que fue un fusilamiento. ?Sin la continuidad necesaria, demostramos que estamos en condiciones de luchar con pretensiones por un lugar en la parte final del certamen. Haber enfrentado a Uni?n Sunchales y a San Mart?n, dos conjuntos que tienen que estar en la lucha por el ascenso, y que no nos hayan superado futbol?sticamente, es un buen indicio. Me pregunto qu? pasara el d?a que logremos un rendimiento parejo durante los 90 minutos?, enfatiz?.

Un hincha ?postizo? tuvieron los visitantes
La econom?a del pa?s no permite que los hinchas acompa?en a sus equipos por todo el pa?s. Por eso, no est? nada mal procurarse simpatizantes ?postizos? en un estadio donde son minor?a. La Florida cont? con un hincha misionero que hizo fuerza para que el ?tricolor? consiga la victoria. Se trata de Pedro Orlando Duarte, un santafesino que es hermano de Rub?n Duarte, ayudante de campo del t?cnico Angel Guerrero, que hace 40 a?os, vive en Posadas.
Con el infaltable mate, Duarte fue al estadio con sus dos hijos y con un peque?o grupo de simpatizantes tucumanos.

Con gusto a poco
An?lisis por Miguel D?cima
Es indudable que La Florida, en estos momentos, carece del equilibrio adecuado como para sacar provecho de situaciones favorables. Ocurri? frente a Uni?n Sunchales y San Mart?n.
Lo mejor del ?tricolor? ante los misioneros se vio en la primera parte. En ese lapso del cotejo, a pesar de que Gustavo Garc?a no estuvo en su mejor nivel de juego, los tucumanos se la ingeniaron para ser m?s criteriosos con la pelota y dejar una mejor imagen futbol?stica, que debi? reflejarse en el marcador parcial. Pero adolecieron de falta de precisi?n para concretar desde posiciones favorables. Y eso, en f?tbol, cuesta caro.
Nadie puede negar que La Florida tiene jugadores, especialmente en la mitad de la cancha, muy capaces para manejar la pelota. Por eso es llamativo que el equipo, despu?s de ir ganando, haya carecido de un hombre que ponga la pelota contra el piso y maneje los tiempos de acuerdo a su conveniencia.
Seguramente si, antes de jugarse este partido, a La Florida le hubiesen ofrecido firmar el empate, habr?a terminado siendo un buen negocio. Pero luego de jugarse el cotejo y por todas las situaciones vividas, el punto tiene gusto a poco.
Publicado por Castro.Christian @ 12:04
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios