Lunes, 12 de septiembre de 2005
En el D?a del Maestro: aplazado

El Diario de la Rep?blica

En el primer tiempo no aprob? por falta de oportunismo. En el complemento la ?Juve? de Pergamino se sac? un ?10? en pelota parada y contragolpe y nuestro Juventud sigue con una materia pendiente: solidez de conjunto.

Juventud Unida Universitario de San Luis sucumbi? ayer ante Juventud de Pergamino, al caer derrotado 2-0 en San Luis, por la 4? fecha de la Zona Sur, del torneo Apertura del Argentino ?A? de AFA.

En el D?a del Maestro, el ?Auriazul? puntano dio una lecci?n de protagonismo en el primer tiempo, pero fracas? en los metros finales de la cancha: primer aplazo.

En el segundo tiempo, el ?Celeste? de Pergamino, que se paseaba por el aula del ?Bajo? especulando y mirando de reojo alguna distracci?n, tuvo una acci?n detenida a los 18 minutos y en ese movimiento se sac? un ?10?, al recibir Marcos Bustos del otro lado de la barrera una pelota ?picada? por Adri?n Maldonado, y ajusticiar a C?sar Vel?zquez (el paraguayo tuvo cuatro atajadas memorables): calificativo superado para la visita.

Con espacios m?s recortados, con el resultado en contra, con la desesperaci?n a cuesta, el ?Juve? puntano no solo no pudo igualar, sufri? primero la expulsi?n de Julio L?pez (39 minutos) y despu?s el 2-0, por una contra definida por el ingresado Juan Sosa, antes de los 42': segundo y rotundo aplazo de la tarde, que depar? en que el equipo de Sergio Benet se lleve previa la materia m?s trascendente de este juego: identidad, que trae aparejado solidez y equilibrio.



Dos caras distintas



Fueron dos partidos diferentes dentro de un mismo partido.

Uno se jug? en los primeros 45', con el local presionando en campo ajeno, utilizando el ancho de la cancha y de la mano de Ricardo Vera, su valor m?s destacado, generando desequilibrio en los metros finales. Pero falt? ese grito sagrado, con el que se ganan los partidos, y camino al vestuario march? esa sensaci?n de vac?o y de desgaste, que caracteriza al que a?n buscando y mereciendo, no encuentra.

El ?otro partido? fue el del segundo tiempo, con la visita sacando provecho de la apertura del marcador y el ?Auriazul? sumando confusi?n para atacar, regal?ndose del medio hacia atr?s.

Por eso se entiende el 2-0. Se entiende por la falta de contundencia puntana del primer acto.

La victoria se justifica por el oportunismo y la conciencia colectiva pergaminense, que cerr? los caminos que conduc?an al arco de Gonzalo Vicente, figura en el primer segmento.



?Y el conductor?



El ?Juve? adoleci?, como en las tres fechas pasadas, de un conductor. Ayer tuvo v?rtigo, que no es lo mismo que cambio de ritmo. Ayer sum? gente en ataque que no es lo mismo que posicionar jugadores en ofensiva. Ayer le sobr? esfuerzo y ganas, y no siempre con esos elementos se gana. Ayer, y desde hace un mes, amag? a consolidarse y termin? sembrando m?s dudas.

Para colmo, el term?metro que regula el juego en el medio no tuvo una buena tarde: Ariel Quiroga ?desde siempre el jugador m?s regular de Juventud? anduvo contrariado a la hora de d?rsela a un compa?ero. Pero el ?Juve? no puede depender de lo que ?Buj?a? Quiroga haga o deje de hacer.

En el complemento se cambi? posiciones, para que Wilson Albarrac?n se mueva en la izquierda de los mediocampistas, pasando Daniel Gianunzio del medio hacia la derecha y Rom?n Gnocchi de la izquierda al centro, como ?compinche? de Quiroga, pero dispuesto a llevar juego al ?rea enemiga.

El gol pergaminense atent? contra los buenos movimientos iniciales del segundo acto. Y un gol, no puede desdibujar una idea y hacerle perder los estribos a todo un equipo, mucho menos con casi 30 minutos por jugar.

Es ?sa falta de equilibrio lo que preocupa. Es la falta de identidad lo que deja con la boca abierta.

Juventud de Pergamino, que se vio superado en largos pasajes del primer acto, nunca cambi? la imagen y fue persistente con su idea: Leites desbordando en la izquierda, Orellano tapando en el centro de la zona de gestaci?n, Bustos cerrando espacios y pasando al ataque por la derecha, Maldonado tomando las riendas, junto a Baroni, de las acciones ofensivas y C?rdoba corriendo a todos en el medio y cada vez que la tuvo haciendo correr al rival.

Simple, con una defensa inestable y vulnerable en el 0-0, pero despu?s f?rrea y con G?mez (el N? 2 ) como l?der insuperable con el resultado a favor.

Esa simpleza, denota dos cosas: que en los pergaminenses cada uno sab?a qu? rol deb?a desempe?ar dentro de la cancha y que el ?Juve?, m?s all? de la funcionalidad de los futbolistas, est? preso de la producci?n del rival.

Una clara sensaci?n se advirti? ayer: el visitante es ?un equipo?, Juventud Unida Universitario todav?a es ?una idea?, que sigue sin cerrar.

Se viene Desamparados, en San Juan, y despu?s Luj?n, en Mendoza, para bien o para mal. Sin medias tintas.

Se sigue esperando a Oscar Monge, a esta altura casi como el salvador, para conseguir volumen de juego y que los delanteros queden alguna vez mano a mano con los arqueros ?las cuatro netas chances de gol fueron remates de media distancia?.
Publicado por Castro.Christian @ 12:32
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios