Lunes, 19 de septiembre de 2005
La Lepra lo gan? por cansancio

Imagen

Foto: Los andes
Nico Aguirre remata de zurda a pesar de la marca chubutense.


Diego Bautista [email protected]


Fue as?, Lepra. A lo Independiente. Con un alarido que surgi? desde lo m?s ?ntimo y sustentado en la emoci?n de la ?ltima bola. Con el tiro del final, con el suspenso de la agon?a lleg? ese centro en forma de asistencia de Raggio, con efecto hacia adentro y en el segundo palo aparece por sobre todas las cabezas la cabeza de Mart?nez. ???Gol!!!, s? gritalo. Qu? manera de sufrir, Lepra.

Que s?, que no. Que puede ser pero que no aparece. O se asoma de a ratos. Que esto es Independiente... Eso: esto es Independiente, pero en formaci?n, con la idea-madre de Riggio muy segmentada y entrecortada a?n en su puesta en la cancha, y que s?lo se palp? con nitidez, a pleno, durante los primeros 20 minutos.

Ese Independiente de toque y precisi?n en velocidad del primer cuarto de hora es el que quiere el t?cnico. Un equipo que convencer? al hincha tan pronto ese estilo hecho tromba se imponga de entrada. De todas maneras, ayer aflor? por un desgaste bien provocado. Tarde, pero seguro. Porque Independiente lo baj? a Brown de Madryn por cansancio.

Tanto ir al ataque parado de protagonista -con armon?a y pujanza al principio, a los borbotones al final-, afloj? esa telara?a de defensores tejida por el rival con sus dos l?neas de cuatro. Ante eso, la Lepra fue tan pertinaz como una gota de agua que horada a la piedra.

Pese a todo, el juego de Independiente para quebrar la resistencia de un rival que propuso una muralla de defensores y volantes, volvi? a ser previsible. Independiente fue y fue. Pero hizo todo a la misma velocidad. No tuvo el cambio de ritmo necesario para ganar en el mano a mano y mucho menos para hilvanar jugadas de serio desequilibrio. Ante un rival que durante casi los 90 minutos le cedi? campo y pelota, que jam?s lo presion? y que s?lo se limit? a ocupar el espacio y a despejar todo lo que ingresara al ?rea, la Lepra volvi? a demostrar esa liviandad ofensiva que lo tuvo 216 minutos sin convertir un gol. En tiempos en los que prevalece el aprovechamiento de la pelota parada por sobre el juego en s?, Independiente -como ante La Plata- volvi? a convertir nuevamente gracias a la extraordinaria pegada de Raggio y, esta vez, porque Gast?n Mart?nez puso la cabeza en el momento preciso.

Igual lleg? mucho, aunque sin la pimienta de la contundencia. Tuvo las suyas Ceballos, tambi?n Ludue?a y Canedo (con dos tiros de media distancia), un cabezazo de ?valos en un c?rner, y la m?s clara que desperdici? Aguirre, tras un milim?trico pase de Canedo, con un globo que cay? en el techo del arco rival.

Hablando del Pitu, una vez m?s fue el mejor azul. Por esp?ritu, empuje y concepci?n del juego, Canedo no s?lo clausur? su lateral sino que se puso el equipo al hombro cuando m?s se lo necesitaba, incluso metiendo la bocha justa para dejar cara a cara a un compa?ero.

Brown, sin pelota, era eficaz en los sectores centrales (doble cinco en el medio y los del fondo). Eran mixtos y vulnerables los volantes externos, y flojito los marcadores laterales. Entonces, la Lepra hizo lo l?gico: ir por los costados. Prefiri? por su izquierda, al principio, v?a Mart?nez. Tambi?n se le ofrec?a Ludue?a, por las dudas. Por ah? y por all? parecieron sociedades aisladas, que ganaban posiciones ofensivas pero que perd?an peso en su recorrido por la zona caliente del ?rea grande. El atrincherado rival, complic? por momentos de contra con las el?ctricas apariciones de Barrionuevo, a quien en el primer tiempo le anularon un gol que pareci? leg?timo.

As?, el partido se consumi?, por parte de Independiente, con aprontes personales e inexpresividad colectiva. Como si revelara lo poderoso que potencialmente es, pero que a?n no consigue demostrarlo por ese golpecito de horno que le falta.

Al final, la telara?a de Brown afloj?, cansado por el car?cter de este Independiente naciente, de tanta inmadurez como de un futuro potencialmente venturoso.


BROWN PERDI? SOBRE LA HORA

Una dolorosa e injusta derrota

Por Javier Garc?a - (Enviado especial a Mendoza) - Diario de Madryn

Guillermo Brown cay? en Mendoza ante Independiente Rivadavia por la m?nima diferencia, en el partido v?lido de la quinta fecha del torneo Apertura 2005 del Argentino ?A?. El partido se jug? en el estadio ?Malvinas Argentinas?, fue presenciado por poco m?s de 2.000 personas y el ?nico gol lo anot? Gast?n Mart?nez. El ?rbitro Eugenio Yevcin expuls? a Miguel Guerra en el local y a Ceferino D?az en el conjunto de nuestra ciudad, ambos por doble amonestaci?n.

No alcanz?


Es sumamente dif?cil analizar la victoria del equipo mendocino cuando el de nuestra ciudad hizo los m?ritos suficientes como para irse al menos con un punto, pero como siempre se dice en estos casos, los goles no se merecen? se hacen.
Y aunque Brown hizo uno y que en la cancha pareci? sumamente leg?timo, el mismo fue anulado por el ?rbitro por indicaci?n del l?nea que cubr?a el ataque de la banda, ante una supuesta posici?n adelantada de Barrionuevo, que hab?a vencido a De La Riba con un frentazo a un palo.
Eso pas? a los 27? del primer tiempo, cuando Brown jugaba mejor y encontr? el equilibrio en el juego luego de un inicio con predominio del local, que manejaba bien la pelota pero carec?a de profundidad para inquietar al seguro Luque.
Ese acorralamiento dur? cerca de 25?, donde en ese lapso Independiente gener? algunas situaciones, siendo las m?s peligrosas, un remate de larga distancia del lateral Ludue?a, que se fue cerca, y una intervenci?n de Luque que debi? esforzarse para detener un peligroso ataque ya dentro del ?rea de Maldonado arroj?ndose a los pies del delantero.

Balance? el desarrollo

Brown hizo pie en el imponente estadio mendocino y comenz? a inquietar al fondo de Independiente Rivadavia, que otorgaba algunas ventajas defensivas al que Brown no pudo sacarle provecho.
Barrionuevo y ?lvarez se tiraron unos metros atr?s para pivotear la mayor?a de los ataques visitantes, sum?ndose al esfuerzo de Formica (lo mejor de la visita) y Del cero en la mitad, que recuperaban e intentaban administrar cada situaci?n de avance. D?az se adue?? del medio campo y entonces el equipo iba para adelante soltando tambi?n a Ord??ez o Ledesma, seg?n el sector por donde atacaba.
En uno de esos ataques, Brown concret? el ya anunciado gol anulado, que motiv? al finalizar la primera etapa una protesta generalizada contra el l?nea que levant? la bandera y tambi?n con el juez, al que no le cab?a en esa acci?n responsabilidad alguna.
Antes del final, Ord??ez tuvo una, al rematar por arriba del horizontal luego de una buena combinaci?n ofensiva.
En el local, Aguirre fue el m?s inquieto y tuvo en su cabeza y sus pies, las otras dos situaciones de la ?lepra?, ambas se fueron desviadas lejos del arco que controlaba Luque.

Parejos y maldiciendo el gol anulado

As? se fueron al descanso, con los dos intentando buscar los tres puntos, aunque el riesgo y la mayor responsabilidad la ten?a el local, por lo que el dispositivo t?ctico que introdujo Sialle para este partido estaba dando sus frutos e incluso, si no se hubiese anulado ese tremendo frentazo de Barrionuevo, la historia se escribir?a de otra manera.
Lo cierto es que el partido fue equilibrado y ninguno sac? ventajas en el juego que pudieran determinar que hubo un dominador claro, m?s all? de las situaciones comentadas.

Equilibrado y controlado

La segunda mitad fue igual a la primera, aunque aqu? Brown ya asumi? un compromiso ofensivo desde el mismo comienzo y no le cedi? espacios a su rival, salvo por las bandas, donde el conjunto madrynense le daba ese sector para que Independiente terminara con env?os al ?rea que pod?an ser controlados sin problemas.
Le costaba una enormidad al local vulnerar el dispositivo browniano, que tuvo rendimientos notables en todas sus l?neas. Y cuando Brown lograba recuperar el bal?n, lo administraba con mucho criterio llegando hasta la zona de definici?n, donde no acertaba en el ?ltimo pase y desperdiciaba lo que generaba.
Los minutos se iban consumiendo y el t?cnico local comenz? a mover el banco y buscar respuestas desde ese lugar para intentar quebrar el vallado defensivo que hab?a propuesto Brown y que estaba dando su frutos hasta ah?.
Brown perdi? a D?az en una falta de mitad de cancha y hubo que reestructurar el medio campo, pero tambi?n el local hab?a perdido a un mediocampista unos minutos antes y entonces esa ventaja fue s?lo moment?nea y no alcanz? para desnivelar.
En cuanto a las situaciones, la m?s clara fue la de Aguirre en el local que la mand? al techo del arco, al tocar de emboquillada por arriba de Luque, que achic? sin chances.

La bendita pelota parada

Ya sin respuestas futbol?sticas en el local y con Brown aguantando lo que restaba de tiempo, lleg? la conquista de la ?lepra? en una pelota parada manejada por Raggio de muy buena pegada, que en la trayectoria la desv?a de cabeza Mart?nez y vence la resistencia de Brown cuando se jugaba el minuto 90.
Era la ?nica forma en que Brown pod?a ser vulnerado, porque por abajo siempre control? los intentos del local con un gran trabajo de todo el equipo que rindi? de una manera formidable y que termin? y?ndose del estadio con la amarga sensaci?n que entrega una definici?n como la del ayer al mediod?a.

Sensaciones

Es complicado justificar la derrota de Borwn, porque perdi? A?n sabiendo que hizo todo lo posible para irse con algo de Mendoza, lo intent?, pudo hacerlo, pero como dec?a Sialle en una entrevista posterior ?as? es el f?tbol?.
Esta vez, aunque no fuimos testigos de las anteriores, m?s all? de las opiniones que se recogen a trav?s de los colegas, creemos que Brown hizo todos los m?ritos para saborear al menos un punto o los tres, si aquel cabezazo discutido de Barrionuevo hubiese significado una victoria.
La imagen que dej? Brown es excelente, a pesar que decirlo no sirve porque el equipo no gan?, pero jugando as? se le va a dar, no van a tardar las victorias fuera de su estadio o los puntos ?gordos? que sirven para concretar los objetivos que se proponen.
El sabor es agrio, no se puede digerir una derrota sobre el final, sabiendo que los esfuerzos que se hicieron y la actuaci?n general del equipo merec?an otro resultado. Brown, por lo realizado ayer en Mendoza tendr?a que haberse llevado un punto, lo mereci? largamente, pero m?s all? del dolor que impone una derrota como la sufrida, se fue con la frente alta y pensando que en una semana habr? una nueva revancha, seguir? pendiente un buen resultado afuera, que si repite actuaciones como la de ayer, las conseguir?, no hay dudas.

S?ntesis
Estadio: Malvinas Argentinas.
?rbitro: Eugenio Yevcin. Asistentes: N?stor Torres y Jos? Moreno.
Independiente Riv. (1): Alejandro De La Riba; Felipe Canedo, Gustavo Raggio, Luciano Ceballos y Diego Ludue?a; Miguel Guerra, Adri?n ?valos, Andr?s Bogado y Gast?n Mart?nez; Nicol?s Aguirre y Ra?l Maldonado. DT. V?ctor Riggio.
G. Brown (0): Diego Luque; Diego Ord??ez, Silvio Giovenale, Omar R?os y Walter Ledesma; Guillermo Formica, Marcos Del Cero, Ceferino D?az y Arnaldo Quiroga; Alberto Barrionuevo y Guillermo ?lvarez. DT. Arnaldo Sialle.
Goles en el segundo tiempo: 45? Mart?nez (IR).
Cambios: 45? Mariano Galeassi por Bogado (IR), 67? Lucas G?mez por Maldonado (IR), 75? Bruno Coppa por Quiroga (GB), 85? Sebasti?n Z??iga por Ludue?a (IR), 86? Rub?n Mencia por ?lvarez (GB), 90? Diego Gim?nez por Formica (GB).
Amonestados: Raggio (IR), Barrionuevo y Ledesma (GB).
Incidencias: A los 79? expulsado Guerra (IR) y a los 80? D?az (GB), ambos por doble amonestaci?n.
Publicado por Claudio_Macuso @ 20:27
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Martes, 20 de septiembre de 2005 | 9:34
VUELVO A REPETIR LO MISMO!!!!!PROMOCIONEN LA PAGINA DEL ARGENTINO "A" EN TODAS LAS PROVINCIAS!!!NADIE HACE COMENTARIOS...PARECE LA PAGINA FASTASMAFlashArdiendoArdiendo