Lunes, 26 de septiembre de 2005
Independiente, fuera de casa, dio el gran golpe

Imagen


Lucas G?mez abraza a Nicol?s Aguirre (de espalda). Los Azules siguen invictos.



Diego Bautista Enviado especial a Pergamino (Bs.As.) - Diario Los Andes

En lo profundo, Independiente regula su historia y hace el gasto indispensable para ir avanzando. Con caras que van cambiando partido tras partido y diferentes armas, s?, pero con el orgullo para plantarse en pleno campo del puntero e invicto, sacar una diferencia, aguantarla con u?as y dientes y ganar el partido, tal vez, hasta sin merecerlo.

Sin sanata ni verso, ayer la Lepra jug? el partido que le conven?a. ?C?mo se juega en la casa del puntero e invicto? Sin dudas, como lo hizo Independiente en los primeros cuarenta y cinco minutos. Con la firmeza de los del fondo, el orden t?ctico de ?valos y el ir y venir de los volantes externos, anul? lo poco que le propon?an desde el otro lado. Y factur? con el f?tbol de Bogado, clave para recibir, hacer control de pelota y descargar, la memorable actuaci?n de Sebasti?n Z??iga y la actualidad de Aguirre.

Este Independiente cuenta con caracter?sticas que distinguen a los muy buenos equipos, a los que llegan lejos. Primero, ya tiene una columna vertebral clarita, que es la que le da vida al equipo, la que le permite estar (o ponerse) siempre de pie. Un arquero que viene derecho; un 5 que hace pata ancha, un parabrisas que va hacia los dos lados, distribuye y se manda un golazo; un 10 que si bien ayer no brill?, de a poco se va poniendo el traje de conductor. Segundo, el equipo viene superando las distintas ausencias, signo positivo para cualquier ciclo: sale Guerra, entra Z??iga de volante y la rompe, juega Bogado, aparece Galeassi por Maldonado... Est? claro que Riggio baja una l?nea de juego clara y que hay qu?rum.

Ayer fue 1-0, pero en ese primer tiempo de ensue?o la Lepra pudo haber hecho m?s goles. Lo mejor, lo que realmente quiere Riggio, fue en el primer tiempo, con la descompresi?n que genera hacer un gol antes de la media hora de juego. En cancha r?pida hubo mucho toque de primera, pelota hacia los costados para armar juego, paciencia para llegar al arco de enfrente y tambi?n lugar para algunos lujos, como los tacos de Bogado o la apilada de Nico Aguirre, que hubiese sido para aplaudir si era gol. En ese lapso, Douglas lo asust? con algunos centros, s?lo eso y cuando fue, lo hizo a los ponchazos. Apenas con un par de remates que se fueron desviados.

Hubo un tiempo para golear. Y otro para aguantar. Porque en el complemento, el Milan de Pergamino se le fue al humo con todo y si no lo empat? fue por la brillante tarea de Alejandro de la Riba. Cuando Douglas merodeaba el empate, Riggio busc? aire con los cambios: a la cancha Lucas G?mez y Cristian Gautier.

Van s?lo seis fechas y el tiempo no alcanza para que un equipo logre lo que pretende su entrenador. Los indicios de buen cuadro est?n en las individualidades. Las pruebas de que hay cosas que no cierran tambi?n est? a la vista.
Publicado por Claudio_Macuso @ 13:45
Comentarios (3)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Lunes, 26 de septiembre de 2005 | 18:21
Rebotado
Publicado por Invitado
Lunes, 26 de septiembre de 2005 | 18:21
Rebotado
Publicado por Invitado
Martes, 27 de septiembre de 2005 | 19:23
GANARON PORQUE EL CASGON DE ECHECOPAR Y DIMATTIA FORGANRON UN EQUIPO PARA PERDER:[