Lunes, 13 de marzo de 2006
La Lepra, entre los ocho mejores

Imagen
El Pitu Canedo, caballero de mil batallas, lucha por la posesi?n del bal?n con un adversario.


Diego Bautista y Fernando Gabrielli -
Foto y Texto: Diario Los Andes



Dos a cero y adentro. S?, porque a dos fechas del final de la fase regular del torneo Clausura, Independiente asegur? la clasificaci?n a la segunda fase. El primer objetivo est? cumplido, el de la clasificaci?n al verdadero torneo de los mejores ocho equipos de la tabla general. Ahora se viene la etapa m?s dif?cil, con series mano a mano y partidos de ida y vuelta.

Claro que no fue f?cil para la Lepra. Porque luego de un comienzo dubitativo, reci?n en los ?ltimos dos partidos encontr? los rasgos de su identidad de equipo duro, s?lido y pragm?tico.

Y encontr? en el 2-0 al mejor resultado. As? hab?a ganado en San Juan frente al siempre complicado Desamparados, y con id?ntico score se despach? ayer al limitado Racing de Olavarr?a.

La de ayer no fue una gran demostraci?n de f?tbol ni mucho menos. Bast? y sobr? con ese arranque altanero jugando decididamente en campo rival para sacar una ventaja tempranera que termin? simplificando todo.

El triunfo se sustent? en el buen desempe?o de algunas individualidades, en la contundencia para pegar en el momento justo y, sobre todo, en el memorable partido de Nicol?s Aguirre. S?, porque el 11 azul las hizo todas y mucho m?s. Marc? un gol de puro oportunista (y p?caro), meti? una asistencia de enganche y corri? como esos carrileros que dejan el surco en su andarivel. Y claro, despert? el ?ol?, ol?, ol?, ol?, Nicoo, Nicoo? de los Caudillos.

A partir de ese gol, el partido se le simplific? a Independiente. Al ritmo del endiablado Aguirre, jug? veinte minutos excelentes. Incluso, pudo estirar con ese bombazo del Boc?n Torres que se estrell? en el travesa?o o con el raro remate de Pitu que casi se le mete al sorprendido Senzacqua por el segundo palo.

Pero inexplicablemente, de ah? al final del primer tiempo, el juego de Independiente decay? inexplicablemente. No por m?rito del adversario, sino por propia impericia de los azules, que entraron en la imprecisi?n desmesurada, en el pelotazo a dividir y sin destino.

Entonces, como no se pod?a hilvanar dos pases seguidos, todo se hizo cuesta arriba.

No vaya a creer que la cara no cambi? mucho en el inicio del complemento. Para nada. De hecho, el Bubby Manchado tuvo que esforzarse para mandar al c?rner un zapatazo de 30 metros de Gustavo Guevara.

Riggio mand? a la cancha a Ra?l Antu?a con la misi?n de recuperar el f?tbol de tres cuartos hacia adelante, pero el tr?mite no cambi? demasiado. Purruco pareci? sentir su larga inactividad y no gravit? como en sus viejos tiempos de conductor diferente.

Pero apareci? Nico Aguirre (?qui?n si no?) para encabezar una contra y meter un pase de cuento para la corrida en velocidad de Cristian Torres. Y el Boc?n defini? con su oficio de artillero: gambeta larga contra el arquero, toque de zurda con el arco vac?o y partido liquidado.

Los ingresos de Mart?n G?mez y Mart?n Gianfelice sumaron aire fresco y varias oportunidades muy claras que, si no terminaron en gol, fue por el ego?smo del protagonista de turno.

La Lepra podr?a haber abrochado un resultado m?s amplio. Pero lejos de los trillados axiomas, el 2 a 0 termin? siendo una vez m?s el mejor resultado. El que le dio la clasificaci?n a la siguiente fase.

Y a otra cosa, Lepra.
Publicado por Claudio_Macuso @ 14:04
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios