Martes, 11 de abril de 2006
Expreso... ?d?nde vas?

Fuente: El Preg?n

C?rdoba (Enviado Especial).- Concluido el tiempo de la competencia en el presente Torneo Argentino ?A?, y a sabiendas de que tiene garantizada por un a?o m?s su continuidad en la tercera categor?a el f?tbol nacional, Atl?tico Talleres deber? utilizar este tiempo de pausa para reflexionar sobre los aciertos y errores en la faz deportiva e institucional, como primera medida antes de perfilar el futuro del club m?s popular del sur de la provincia.
Antes que nada vale apuntar que la estrepitosa ca?da sufrida en C?rdoba ante Racing, marc? el punto final de un proceso que desde hace varias fechas se ve?a como poco probable de ser exitoso. Es que a nadie escapa la verdad de las estad?sticas que dicen que el presente plantel del ?Expreso? conquist? menos unidades en el ?Clausura? que en el ?Apertura? y que no logr? realizar la misma campa?a que el a?o pasado cuando lleg? hasta cuartos de final en la fase decisiva. Esto nos lleva indefectiblemente a mencionar el bajo rendimiento de algunos jugadores como Federico Villada, que nunca terminaron de aparecer en el once titular, de Dami?n Gonz?lez que en el presente campeonato fue una sombra respecto del anterior, de la llegada de Gustavo Veccharelli que muy poco le aport? al equipo, pero tambi?n la de algunos juveniles como Rossi, Vel?squez y Zampini que por cont?nuas lesiones o falta de motivaci?n, no logran explotar entre los que quieren protagonismo.
Pero por supuesto que la suerte deportiva no es exclusiva responsabilidad de algunos jugadores, sino que tambi?n debe incluir a los que conducen un plantel y por sobre todo a quienes eligen el proyecto, o sea, a los dirigentes. Por eso no vendr?a mal repensar hasta que punto fue correcta la elecci?n de Oscar D?az como entrenador para esta segunda etapa del Argentino, ya que su campa?a se recordar? como la de menor puntaje jugando en el ?Plinio Zabala?, con problemas con el preparador f?sico y con una elecci?n de refuerzos que, por lo menos en el caso del tercer arquero, dej? evidenciado un grosero error de estrategia. Adem?s, algo tendr?n que decir los referentes del plantel perique?o, que antes se quejaban de la verborragia del porte?o De ?ngelis y de algunas supuestas ?falsedades? que determinaron su rescisi?n de contrato, pero muy pocos se animaron a decir en la cara del t?cnico rosarino, que no soportaban su falta de apoyo an?mico al plantel y sus constantes cambios t?cticos que incidieron en su pobre cosecha personal y la nueva acefal?a en la conducci?n en medio de un campeonato. Todas cuestiones que se repiten en la instituci?n de avenida Villafa?e, a?o tras a?o, y que hacen que aparezca Julio Farf?n para apagar incendios y que por ende es muy dif?cil juzgar su capacidad o no, para conducir el plantel de f?tbol.
Pero tambi?n est? la necesidad de repensar la faz dirigencial, donde se produjo un cambio traum?tico del a?o pasado a esta parte que siempre incide en el andar institucional porque el tiempo que se podr?a utilizar para organizar mejor una campa?a deportiva, se lo utiliza para dirimir otras cuestiones. Nadie deja de reconocer que los dirigentes que est?n y muchos de los que estuvieron le aportaron bastante al club perique?o, pero tambi?n es v?lido reconocer que hace falta un proyecto bien planificado, con gente que quiera estar de manera responsable y no amagando permanentemente que se va, porque sino, pareciera que la estabilidad institucional siempre est? en ?jaque? y esto repercute en los pocos o muchos simpatizantes que apoyan a Talleres y en los sponsor que son parte del sost?n deportivo.
En este tiempo que comienza todas las miradas y los caminos conducir?n a la secretar?a de avenida Villafa?e donde en mayo seguramente se realizar? la renovaci?n de autoridades. Es de esperar que contin?en varios de los conductores del presente o que lleguen nuevos dirigentes para sumar esfuerzo y aportar ideas innovadoras. Y tampoco vendr?a mal que entre todos definamos a d?nde va Talleres, a ser un club de f?tbol que busca el ascenso al Nacional B, o a recuperar su rol de club social y deportivo con otras disciplinas, que tal vez posterguen sus ansias de protagonismo futbolero, pero sinceren una idea objetivo que tal vez sea m?s convincente y productiva
Publicado por Castro.Christian @ 12:53
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios