Lunes, 08 de mayo de 2006
Tantas veces me mataron tantas veces me mor? sin embargo estoy aqu? resucitado.

Gracias doy a la desgracia y a la mano con pu?al porque me mat? tan mal y segu? cantando...


Por el Dr. Gast?n Juli?n Gil (*)



Bien podr?a ser ?se el himno del f?tbol del interior del pa?s. Aunque pas? casi desapercibido para la opini?n p?blica del deporte nacional -salvo para los periodistas especializados en el ascenso- parecen estar d?ndose los primeros pasos para una nueva operaci?n de saqueo contra ese f?tbol de la Argentina interior que progresivamente est? ganando los lugares de protagonismo que las estructuras del f?tbol nacional le han negado de modo sistem?tico.
La promocionada "reestructuraci?n", sostenida por los equipos
metropolitanos y ahora tambi?n apoyada p?blicamente por quien conduce los destinos del f?tbol argentino desde 1979, Julio Humberto Grondona, parece tener destino de concretarse aunque poco es lo que se sabe del dibujo final del certamen de segunda divisi?n que se va a imponer.

Cuando Grondona vaticina que con este tipo de torneo "se van a fundir todos" pasa por alto no s?lo los enormes pasivos de los clubes de primera divisi?n pero asume la ?ptica de las instituciones que ya no son viables en el f?tbol
argentino. Pero esas entidades son las que siguen teniendo mayor peso y, amparadas en una tradici?n que hist?ricamente las subsidi? alej?ndolas de cualquier competencia genuinamente federal, hoy vuelven a cargar por recuperar sus privilegios que ya no logran conservar con armas leg?timas.

El periodismo nacional, la AFA y hasta muchos clubes del interior deben entender que el problema estructural del f?tbol argentino no lo constituyen los cordobeses Belgrano y Talleres, los tucumanos San Mart?n y Atl?tico, Olimpo de Bah?a Blanca, Gimnasia y Esgrima de Jujuy, San Mart?n de San Juan,
Juventud Antoniana de Salta o Aldosivi. Las causas de esos problemas estructurales radican en que barrios o estaciones de trenes del conurbano bonaerense logren aprovecharse de una organizaci?n deficiente e injusta para competir en lugares
que de ning?n modo podr?an haber alcanzado en el marco de una
planificaci?n deportiva m?s racional. Pero el pa?s construido, vivido y pensado desde la ?ptica metropolitana se impone en todos los ?mbitos, m?s all? del f?tbol.


Por supuesto, la soluci?n no pasa por lograr a ascensos a dedo (como el que logr? Aldosivi en 1996 para competir en la Primera B Nacional) sino por generar una organizaci?n que permita que "naturalmente" los equipos de mayor peso identitario (y a la larga econ?mico) consigan los lugares acordes al grado de pasiones de movilizan. El problema aqu? no es ni predominantemente futbol?stico ni tampoco econ?mico. El punto nodal es una cuesti?n de identidad, de movilizaci?n de pasiones, o de convocatoria si se lo quiere definir de forma m?s sencilla. Cuando en 1969 comenzaron a disputarse los viejos torneos
nacionales, el f?tbol del interior -llamado por aquel entonces f?tbol "chacarero"- recibi? el primer embate estructural del que aun no se ha recuperado plenamente.
Aquella estafa may?scula que se le perpetr? al f?tbol de interior sirvi? para destruir las econom?as de la mayor?a de los clubes, para devaluar las ligas locales y destruir cualquier foco de identidad regional m?s o menos potente. La posibilidad de acercar (es decir, nacionalizarlos aun m?s) a los equipos grandes a los distintos lugares del pa?s ensanch? el mercado
de esos equipos, ya de por s? poderosos, y a la par les negaba una competencia regular a los clubes del interior. Estos ?ltimos, desgastados en sus competencias internas para revalidar a?o a a?o sus pretensiones de figuraci?n nacional,fueron perdiendo cada vez mayor peso (futbol?stico, econ?mico,
identitario) frente a los equipos grandes, que mucho m?s tarde ayudados por la televisi?n terminar?an de nacionalizarse completamente. Sin embargo, tras el abandono del esquema de dos campeonatos anuales -nacional y metropolitano-
fueron form?ndose los resquicios para que una lenta y progresiva recuperaci?n se fuera gestando hasta llegar a una situaci?n en la que permanencia en sus lugares de los equipos metropolitanos est? diluy?ndose de forma sostenida.
Aunque las reglamentaciones de descensos protegen a esos equipos que apenas pueden juntar 500 personas en sus estadios (salvo excepciones), el dominio de los conjuntos del interior se est? volviendo tan abrumador que ya esos equipos de la capital y el conurbano no logran resistir con armas leales.
En ocasiones, los argumentos utilizados por los directivos de esos clubes para defender sus privilegios no son m?s que pruebas autocondenatorias.
Cuando presidentes de clubes altamente sectorizados y de escas?simo raigambre popular (alguno de ellos milita en la primera divisi?n del f?tbol argentino) confiesan no poder competir -como barrios que a lo sumo logran representar-
contra supuestas ciudades enteras (Talleres, Aldosivi, Godoy Cruz) que en realidad tampoco lo son, no hacen m?s que mostrar con claridad el n?cleo de la situaci?n. Es decir, admiten no poder competir en igualdad de condiciones por representar sectores ?nfimos y hasta libanizados de la poblaci?n, pero
en contraposici?n reclaman mayores derechos y privilegios para seguir ocupando sus lugares anclados en prebendas del pasado que se renuevan permanentemente.

Hoy aquellas instituciones cuya permanencia en los estratos m?s
importantes del f?tbol argentino se diluye d?a a d?a, comandan una avanzada que busca conseguir nuevas prebendas que detengan un ocaso que tarde o temprano ser? irremediable. Cuentan no s?lo con el apoyo del dirigente que toma las decisiones en nuestro f?tbol sino que hasta han logrado cooptar la complicidad,
explicita o entre bambalinas, de algunos traidores a la causa del interior que, quiz?s confiando ingenuamente en potenciales beneficios que puedan obtener (como competir en el futuro en la zona metropolitana) est?n dispuestos a hipotecar su propio destino y el de sus compa?eros de causa. Flagrante trasgresi?n
moral por un lado y una miop?a estrat?gica de quienes no entienden que ya de por s? las plazas que el f?tbol metropolitano posee en la B Nacional constituyen un abuso intolerable.

Por supuesto que resulta sencillo entender a instituciones que,
desesperadas por la presi?n del descenso, est?n dispuestas a traicionar su causa y plegarse a los intereses corporativos de clubes que se ven superados en lo futbol?stico.
Pero eso no puede hacer perder de vista que, por ejemplo, hoy Aldosivi y sus relevantes recaudaciones quincenales constituyen un caso testigo de lo que una competencia regular y una pervivencia en el tiempo "jugando por algo" pueden lograr en cualquier ciudad, incluso cuando la mayor parte de los aficionados est?n volcados por los equipos grandes del pa?s.

El deporte en general y el f?tbol en mayor medida dado su impacto social, deben formar parte de una pol?tica de Estado. Si alguna vez se desea construir un pa?s m?s justo, sin groseras desigualdades de ning?n tipo, en este caso las regionales, el estado nacional podr?a entender que el f?tbol puede constituir
una excelente punta de lanza para iniciar el cambio estructural a gran escala.

Como la cigarra de Mar?a Elena Walsh el f?tbol del interior se apresta a ser ultimado por las apetencias voraces de un f?tbol capitalino que, agotado en s? mismo, no dispone de otro camino que volver a nutrirse de un flujo vital ajeno que c?clicamente se recupera. Si lo vuelven a matar, una vez m?s resucitar? pero quiz?s ya sin poder recuperar la misma energ?a para seguir cantando.



(*): El doctor Gast?n Julian Gil es antrop?logo social - CONICET - Universidad Nacional de Mar del Plata

FUENTE: www.todomardelplata.com
Gentileza de Hugo Amaolo

Publicado por Claudio_Macuso @ 20:59
Comentarios (12)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Lunes, 08 de mayo de 2006 | 21:17
Gracias Claudio por publicar esa nota.
Yo la hab?a encontrado buscando info sobre la reestruturaci?n y me pareci? fabulosa, por eso la hab?a recomendado con un comentario que hice anteriormente.
Publicado por javigarchi
Lunes, 08 de mayo de 2006 | 21:53
yo tb la habia leido del link que postearon, muy buena!

alguien tiene las estadisticas de ascensos y descensos desde y hacia el nacional b desde que se creo (85/86) dividido en interior y metro?

gracias
Publicado por Fede Alvarez
Martes, 09 de mayo de 2006 | 12:57
Si bien todo lo que dice es verdad (y todos lo sabemos), hacerse el victima y echarle toda la culpa a los "ogros porte?os" no resuelve ni aporta nada. En vez de llorar como una magdalena; hay que unificar los criterios y los objetivos del futbol del interior y tirar todos para el mismo lado como si hacen los clubes porte?os; lo que habla pesimo de la capacidad de las entidades del interior que como el Sr. dice tienen mucha mas tradicion y se merecen una mayor consideracion;....
Publicado por Fede Alvarez
Martes, 09 de mayo de 2006 | 13:01
... consideracion que sera ganada; cuando haya un objetivo claro y todos luchen por lo mismo. Desde clubes del interior que mantienen su afiliacion directa a AFA porque les conviene y en ese mismo momento dejan de ser del interior. Ligas que vienen machacando a traves de la prensa por la reestructuracion del Nacional porque sus dos equipos vienen de fracaso en fracaso a pesar de fixtures y reglamentos hechos a su antojo. Clubes que descienden....
Publicado por Fede Alvarez
Martes, 09 de mayo de 2006 | 13:06
....y lo primero que declaran sus responsables es ver la manera de evitarse el descenso con la reestructuracion. Clubes que fracasan en su intento de ascender por la via deportiva e inmediatamente anuncian su candidatura a la invitacion disfrazada de proyecto de renovacion; aprovechando la cercania geografica a falta de tradicion o poder de convocatoria; el Sr. Gil habla de la mayor convocatoria de los equipos del interior y yo me pregunto si el no se da cuenta que salvo exepciones.....
Publicado por Fede Alvarez
Martes, 09 de mayo de 2006 | 13:11
..... esos equipos no son los que asciendes; sino que ascienden o salen campeones equipos bien manejados pero que muchas veces no solo no tienen gente sino que tampoco tienen una tradicion mucho mas importante que cualquiera de los clubes porte?os a los que este antropologo demoniza; en vez de echarle a la culpa a Nakys a Lemme o a Merelas y acusarlos de ser el azote del futbol interior; primero el interior debe organizarse tanto a nivel provincial como a nivel federal.....
Publicado por Fede Alvarez
Martes, 09 de mayo de 2006 | 13:33
....y a traves de esa organizacion acorde defender y pelear el tener una representacion dentro del organo madre del futbol argentino (como en su momento hicieron tanto el basquet como el rugby del interior); pero no, parece que ser que hacerse la victima es mucho mas facil, hasta genera simpatia, echarle toda la culpa a los porte?os de los males del interior (a todo nivel) a sido la tonica, nunca los errores osn propios siempre son ajenos.
Publicado por Fede Alvarez
Martes, 09 de mayo de 2006 | 13:39
Para terminar quiero decir que estoy en contra de la reestructuacion (en la forma que sea) y que hoy hay 14 equipos del interior del pais sobre 20 en el nacional b; y el perder una votacion a pesar de esa abrumadora mayoria demuestra la incapacidad del interior por representarse adecuadamente. Disculpen la cnatidad de mensajes pero es la unica manera por las limitaciones de caracteres; la pagina excelente como siempre. Saludos de un sanjuanino desde Mexico; Federico Alvarez.
Publicado por tucumano
Martes, 09 de mayo de 2006 | 17:05
no, estas errado sanjuanino,no podes decir que nos hacemos las victimas,vos que pensas que les paso a los equipos del interior cuando dieron perdida ,sabes se fundieron o desaparecieron,si los equipos dan perdidas y tiene que descender que desciendan y asciendan los que mejor hagan los deberes,con la ley del mas fuerte en la CANCHA no en el ESCRITORIO,gana el futbol ARGENTINO.
Publicado por Fede Alvarez
Martes, 09 de mayo de 2006 | 21:01
Tucu: justamente por eso mismo que vos decis es que el futbol del interior tiene que unirse y actuar como un conjunto; y no que cada uno vaya por su lado como pasa hoy en dia; sino mira una de las notas mas recientes pegadas en este blog, ahora hasta Mandiyu ya solto la candidatura para que lo inviten (o sea quiere saltearse dos categorias) porque esos rumores se los tiran los dirigentes a los periodistas para hacer bombo. Un saludo
Publicado por sanmartindetucuman.com.ar
Mi?rcoles, 10 de mayo de 2006 | 14:50
Es cierto que debemos unificarnos en el interior y tirar para un mismo lado, y que somos culpables de muchas cosas, pero minga que negar que los equipos metropolitanos estan acomodados, si hasta tienen un torneo para ellos solos "Primera B", eso no es justo, ellos tendrian que haber participado en un torneo parecido al Torneo Argentino A, que es el m?s federal y competitivo del pais, que todos pudimos apreciar que equipos desconocidos se rompian el lomo para lograr un objetivo.
Publicado por sanmartindetucuman.com.ar
Mi?rcoles, 10 de mayo de 2006 | 14:53
y cual es el resultado? un ascenso de todo el interior del pais y uno de la Primera B, su propio torneo... Si eso no es beneficio, explicamelo que no lo entiendo.