S?bado, 20 de mayo de 2006
Estaba prevista la realizaci?n de una pr?ctica formal, pero desarrollaron tareas recreativas. El ?profe? Gast?n Gonz?lez orden? una larga sesi?n de elongaci?n, de salto y de reacci?n. Los esp?as.

LA GACETA TUCUM?N

CARLOS PAZ (Alfredo Ar?oz, enviado especial).- ?Oiga, ?qu? hace usted ah???, preguntan. El hombre mira para todos lados, busca complicidad a sus espaldas, pero est? solo: ??a m? me dice? Nada, estoy vendiendo un auto?. Lo miran de reojo, se preguntan si creerle o no. Le creen. Sigue el entrenamiento, pero cualquier desconocido -vecinos, atletas...- es analizado de arriba a abajo. Es la primera pr?ctica de San Mart?n en el Polideportivo Municipal y no se aceptan esp?as que lleven noticias a los o?dos de Nueva Italia.
Detr?s de un arco juegan unos perros con los sagrados rayos de sol que abrazan las aguas del lago San Roque. El fr?o empieza a quedar atr?s y los jugadores tienen m?s ganas de desperezarse de la breve siesta que tomaron luego de almorzar suprema con ensalada rusa, en el comedor del hotel Days Inn Jard?n.
En realidad, el d?a en general estuvo destinado al descanso para el plantel de San Mart?n. Pas? que una goma pinchada retras? dos horas la llegada, estimada para las 8. ?Ten?a planeado hacer un trabajo, pero voy a cambiar?, explicar?a luego el t?cnico Carlos Rold?n, mientras tomaba un caf? cargado, pitaba un cigarrillo y anotaba y anotaba en su compa?era de aventuras: una carpeta roja de tapa dura.
A las 15.15 comenzaron a bajar los jugadores. Pablo Cantero fue el primero, y se abrig? las manos y la cabeza mientras mataba la espera con el utilero Dante. Muchos estaban fatigados. De pronto, Gast?n Gonz?lez empez? a batir las palmas y se subieron al micro de Flecha Bus. Escoltados por una camioneta 4 x 4 de la Polic?a demoraron 15? hasta llegar al Polideportivo.
Gonz?lez orden? una larga sesi?n de elongaci?n, salto y reacci?n. Luego, Rold?n toc? el silbato desgastado que es amarillo, pero era rojo, y empezaron a escucharse las risas. Dos contra dos, tres contra tres, cuatro contra cuatro, la pelota en el medio iba y ven?a; ganaba el equipo que m?s la ten?a.
Una vez que se reunieron en el medio, Rold?n explic? la rutina de centros. Entonces fue cuando todos se detuvieron para saber qui?n andaba por ah?: falsa alarma. Siguieron.
La ovaci?n entre risas de la tarde lleg? por sugerencia del ?Curita? Molina.
Todos aplaudieron cuando Jos? Bernal clav? un precioso tiro libre en el ?ngulo sin red. As? se pas? la tarde. Posaron para la foto y chicanearon al primer hincha que lleg? a C?rdoba vestido todo de verde.
?Ojo con el gendarme?, brome? el preparador f?sico. Claro, la distensi?n es bienvenida y refleja el buen ?nimo. Para que vayan tomando nota en la escuela de espionaje.
Publicado por bernardo_itkin @ 13:17
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios