Lunes, 02 de abril de 2007
Santamarina, en base a su solidez

Imagen
Juan Manuel Cort?s se apresta a convertir el segundo gol de Santamarina.

El conjunto de Hugo Tenaglia derrot? por 2 a 0 a Guillermo Brown de Puerto Madryn, con tantos de Gustavo Rivadeneira y Juan Manuel Cort?s, obteniendo su cuarto triunfo en cinco partidos. La victoria le permite a los aurinegros pasar a liderar la tabla general de la zona A.

Deportivo Santamarina se reencontr? con el triunfo al vencer por 2 a 0 a Guillermo Brown de Puerto Madryn, ayer en el estadio General San Mart?n, por la d?cima fecha de la zona A, en el Clausura del Argentino A.
Los aurinegros establecieron un prematuro desnivel y supieron trabajar con ?l encamin?ndose, m?s all? de alg?n sofoc?n aislado, a una inobjetable victoria, ampliada en sus guarismos en los pasajes finales.
Cuando poco hab?a ocurrido sobre las ?reas, pero el due?o de casa comenzaba a dibujar cierta superioridad en el tr?mite, lleg? la apertura.
En un tiro libre situado en el v?rtice izquierdo del ?rea, Valverde, a sabiendas de lo r?pido del campo de juego, busc? el arco con un disparo raso. Luque lleg? a encontrarse con el bal?n, pero dio un rebote corto que fue capitalizado por Rivadeneira, que con un toque suave se encarg? del desnivel.
Tras la conquista, el aurinegro gan? en confianza, sostuvo su ambici?n y traslad? buena parte del juego a campo antag?nico. Para ello, fueron factores importantes el trabajo de Padilla en la contenci?n, las explosivas escaladas de Ar?valo sobre la izquierda, alguna pincelada de Valverde y el enorme sacrificio de Cort?s y Rivadeneira, quienes siempre obstruyeron la salida de los defensores visitantes, oblig?ndolos a dividir el bal?n.
Marcada esa tendencia, el elenco tandilense comenz? a justificar su diferencia aunque, ante un terreno cada vez m?s indomable (por momentos se jug? bajo una lluvia torrencial), sin lograr propiciar acciones de serio riesgo.
Promediando la etapa, la visita logr? emparejar el desarrollo, aunque sus aspiraciones de ataque quedaban supeditadas a las acciones con balones detenido, a las cuales no pudo sacarles mayor r?dito.
Cada pelotazo emanado por el fondo local ofrec?a una sensaci?n de sumo peligro, dado que la defensa chubutense asum?a riesgos y los veloces Cort?s y Rivadeneira ganaban recurrentemente ante marcadores de mayor porte pero menor velocidad.
Pese a que Santamarina se mostraba controlador de las acciones, una acci?n fortuita casi le devuelve la paridad al score. Fue cuando Ar?valo, en su intento de cortar un env?o de Uranga, dej? a Alvarez de cara a Lo T?rtaro, quien abandon? raudamente su valla para desbaratar la acci?n.
Tras el descanso, Uranga dispuso de un par de ocasiones para alcanzar la igualdad pero volvi? a toparse con el "1" aurinegro, quien primero repeli? el cabezazo del delantero y m?s tarde le gan? en el mano a mano.
Superado ese trance de adversidad, Santamarina volvi? a erigirse en el dominador de las acciones, a medida que los espacios en el campo rival se iban incrementando.
Las variantes removieron la estructura aurinegra, pasando M?ndez a moverse como volante central, el ingresado Trama como lateral y Villar (reemplaz? a Arias, que fracturado se perder? el resto de la primera fase) como carrilero izquierdo. Adem?s, Tenaglia, lejos de la especular, apost? por una doble manija, sumando a Far?as.
Con varios hombres con vocaci?n ofensiva, el ganador comenz? a llegar cada vez con mayor facilidad. Primero el remate combado de Cort?s se fue desviado y m?s tarde Luque ensay? una descomunal atajada ante un cabezazo de Rivadeneira, tras centro de su compa?ero de f?rmula de ataque.
Por inercia pero sin mayores ideas, la escuadra de Tempesta sigui? avanzando, al tiempo que evidenci? sus enormes limitaciones defensivas.
Cerca de la media hora, Luque contuvo el zurdazo de Cort?s, y luego el buscapi? de Rivadeneira no pudo ser conectado. Pero a 5 del ep?logo, llegar?a la ?ltima estocada. Apud habilit? desde su campo a Rivadeneira, que se demor? cuando podr?a haber definido y luego dej? de cara al gol a Cort?s. El ex San Mart?n de Tucum?n mostr? una llamativa serenidad, haciendo desparramar a Luque y tocando al gol con el arco semivac?o.
Fue el corolario ideal para un triunfo inobjetable que coloca a su due?o en una posici?n sumamente favorable de cara a la clasificaci?n.

S?ntesis

SANTAMARINA 2-GMO. BROWN 0

(7) N?stor Lo T?rtaro
(6) Mat?as M?ndez
(5) Luis Luj?n
(6) Manuel Madrid
(7) Adri?n Ar?valo
(-) Carlos Arias
(7) Mariano Padilla
(6) Pablo Villar
(5) Jorge Valverde
(7) Gustavo Rivadeneira
(6) Juan M. Cort?s

DT:Hugo Tenaglia

Diego Luque (5)
Mart?n Navarrete (5)
Marcos Del Cero (5)
Pablo P?rez (3)
Javier Rodas (4)
Walter Aciar (5)
Diego Levato (5)
Jorge Vel?zquez (4)
Ignacio R?os (4)
Mart?n Uranga (6)
Guillermo Alvarez (4)
DTMuchas risasar?o Tempesta

Cancha: Estadio San Mart?n.
Arbitro: Pablo D?az, de Totoras (bien).
Goles: PT: 8 Rivadeneira (S). ST: 41 Cort?s (S). Cambios: En Santamarina: Claudio Apud (5) por Arias, Claudio Far?as (5) por Villar y Franco Trama por Padilla. En Brown: Ricardo Vera (5) por Alvarez y Diego Gim?nez por Uranga. Incidencia: ST: 47 expulsado Navarrete (GB).

La figura

Gustavo Rivadeneira


El goleador aurinegro en la temporada tuvo una enorme injerencia en el triunfo de su equipo. Anot? el primer gol capturando un rebote y asisti? a Cort?s en el segundo. Adem?s gan? a menudo ante la defensa rival, molestando permanentemente en la salida.

Fuente: El Eco-Tandil

Publicado por Castro.Christian @ 9:18
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios